El Big Data más allá de las grandes tecnológicas

Comunicado de prensa - 13/11/2018

In short
  • Las valoraciones de las acciones tecnológicas siguen presionadas
  • La creación de valor del Big Data va más allá del sector tecnológico
  • Lograr una ventaja competitiva puede beneficiar a todos los segmentos económicos

Las acciones tecnológicas líderes han atravesado un período agitado en las últimas semanas debido al registro de beneficios.

Retos vitales en todos los sectores

Las acciones tecnológicas líderes han atravesado un período agitado en las últimas semanas debido al registro de beneficios. Las constantes caídas en las tasas de interés de EE. UU. entre 2006 y 2016 alentaron a los inversores a pasar a las acciones de crecimiento en la búsqueda del rendimiento. Estas acciones ofrecieron la promesa de disrupción y los inversores se lanzaron a por ellas. La abundante liquidez resultante de las bajas tasas de interés ayudó a financiar su crecimiento y la tendencia se volvió autosuficiente. Sin embargo, las valoraciones actuales aún están presionadas, y algunas son extremadamente altas, por lo que la turbulencia del sector podría persistir. Sin embargo, hay más datos importantes que las acciones de los denominados GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). El sector de big data es el nuevo oro negro del siglo XXI para todos los sectores, incluso los más tradicionales.

Hace solo unos años, la importancia estratégica de los datos estaba todavía muy subestimada por muchos actores económicos. Pero el progreso en el poder computacional, el aprendizaje automático y el aumento de la conectividad ha creado un nuevo El Dorado con innumerables aplicaciones. El camino trazado por Google y Facebook hace más de diez años está siendo recorrido por miles de empresas de nueva creación. Los actores más ágiles en sectores establecidos como seguros y automóviles les pisan los talones. Éxitos icónicos como la victoria de la inteligencia artificial de Google contra el campeón mundial del juego chino Go; el rápido progreso en las técnicas de reconocimiento facial y vocal, y la conducción autónoma han terminado por convencer a los observadores más escépticos. 

Sin embargo, esta masa de datos carece de valor si no se puede analizar, una situación que prevalecía hace solo unos años. Hoy en día, cualquier empresa que sepa aprovechar estos datos puede obtener una ventaja competitiva al utilizar una gama más amplia de parámetros para tomar mejores decisiones, elevar el rendimiento actual a través de la optimización/ reducción de costes y las ganancias de productividad, así como crear nuevos productos mejor orientados. Invertir en big data ahora es esencial para las empresas que desean proteger y hacer crecer sus negocios y revolucionar sus modelos de desarrollo. 

Los primeros en sumergirse en el mar de los datos fueron, como era de esperar, las empresas de tecnología. Grupos líderes como IBM, Cisco y Microsoft han estado invirtiendo masivamente en centros de datos y soluciones de análisis de IT. Entonces comenzaron a ofrecer nuevas soluciones a grandes sectores de la economía. 

Pero más allá del sector tecnológico, el procesamiento de datos también ha tenido un impacto en sectores más tradicionales como la banca y los seguros, el mantenimiento industrial, la eficiencia energética, los automóviles y la salud.

Construir una cartera equilibrada

Creemos que el Big Data se ha establecido como un elemento en la inversión estratégica por derecho propio. Los directivos con capacidad de decisión saben que es crucial tener el big data en mente a la hora modernizar sus negocios. Los inversores conocen mejor las acciones tecnológicas y, en particular, las empresas GAFA, por lo que, naturalmente, han invertido masivamente en ellas. Pero creemos que es más fácil encontrar oportunidades de inversión en otros segmentos como en los proveedores de infraestructuras, que facilitan el acceso a estos datos, así como los usuarios de datos, compañías no tecnológicas que explotan los datos para lograr una ventaja estratégica. Sus valoraciones medias son aún más razonables. 

Para Edmond de Rothschild AM, un vehículo de inversión que con una estrategia disciplinada y realista en torno al big data debería proporcionar rendimientos superiores a largo plazo. Desde su lanzamiento, en agosto de 2015, el Edmond de Rothschild Fund Big Data ofrece a los inversores posiciones en empresas inmersas en la revolución del big data o que pueden aprovecharla para transformar su modelo de negocio. El fondo ha reportado un 42% desde su lanzamiento, superando al índice MSCI World (NR) en casi un 13%. 

Las empresas seleccionadas se valoran utilizando un prisma de big data. El fondo adopta un enfoque dual para identificar la capacidad de beneficiarse de este elemento. Primero, un enfoque transversal ayuda a construir una cartera que no está compuesta exclusivamente por acciones tecnológicas. Al mismo tiempo, las compañías hacen uso de los datos, que ya han incorporado el big data a su modelo de negocio para obtener una ventaja competitiva, pueden representar hasta el 50% del fondo. Pero también adoptamos un enfoque pragmático al esforzarnos por centrarnos en los líderes del sector, ya sean empresas tecnológicas o no. 

Creemos que el enfoque correcto es tener una visión selectiva al valorar estas empresas y evaluar los productos y soluciones que ofrecen. Nuestras habilidades de selección de valores son la principal fuente de valor agregado del fondo. 

PRINCIPALES RIESGOS DE INVERSION
El fondo tiene una calificación de 6 en una escala de 7, un perfil de fondo de alto riesgo / rendimiento que refleja su capacidad de estar expuesto al 100% a los mercados de acciones. Los riesgos que se describen a continuación no son exhaustivos: es responsabilidad de los inversores analizar el riesgo de cada inversión y llegar a su propia opinión. Riesgo de pérdida de capital: el fondo no garantiza ni protege el capital invertido; por lo tanto, es posible que los inversores no recuperen el monto total de su capital inicial invertido, incluso si mantienen sus unidades durante el período de inversión recomendado. Riesgo de capital: los precios de las acciones pueden fluctuar en base a factores específicos de la empresa emisora, pero también pueden reaccionar a factores políticos y económicos externos. Riesgo de invertir en pequeñas y medianas empresas: estas acciones tienen flotadores libres más pequeños. Los movimientos del mercado son, por lo tanto, más pronunciados, tanto al alza como a la baja, y más rápidos que con las acciones de gran capitalización. El valor liquidativo del Subfondo puede, como resultado, ver cambios más rápidos y más amplios. Riesgo de tipo de cambio: el capital puede estar expuesto al riesgo de tipo de cambio cuando los valores o inversiones de los que está compuesto están denominados en una moneda diferente a la de la SICAV. Riesgo de concentración: las inversiones en ciertos sectores específicos de la economía pueden tener consecuencias negativas en caso de devaluación de los sectores afectados.
 
Noviembre de 2018. Este documento es emitido por Edmond de Rothschild Asset Management (Francia). Este documento no es vinculante y su contenido está diseñado exclusivamente con fines informativos. Queda estrictamente prohibida cualquier reproducción, alteración, divulgación o difusión de este material en su totalidad o en parte sin el consentimiento previo por escrito del Grupo Edmond de Rothschild. La información proporcionada en este documento no debe ser considerada como una oferta, un incentivo o una solicitud de negociación por parte de cualquier jurisdicción en la que sea ilegal o donde la persona que la proporcione no esté calificada para hacerlo. No tiene el propósito de constituir, y no debe interpretarse como asesoramiento legal, fiscal o de inversiones, ni como una recomendación para comprar, vender o continuar reteniendo ninguna inversión. EdRAM no asumirá ninguna responsabilidad por las decisiones de inversión basadas en este documento. Cualquier inversión implica riesgos específicos. Recomendamos a los inversores que garanticen la idoneidad y / o la adecuación de cualquier inversión a su situación individual, utilizando el asesoramiento independiente apropiado, cuando sea necesario. Además, los inversores deben leer el documento de información clave para el inversor (KIID) y / o cualquier otra documentación legal solicitada por la regulación local, que se proporciona antes de cualquier suscripción y que está disponible en www.edmond-de-rothschild.com en la sección "Centro del Fondo", o previa solicitud de forma gratuita. «Edmond de Rothschild Asset Management» o «EdRAM» se refiere a la división de Asset Management del Grupo Edmond de Rothschild.
 
GLOBAL DISTRIBUTOR
EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)
47, rue du Faubourg Saint-Honoré, 75401 Paris Cedex 08
Limited company with capital of EUR 11.033.769
Numéro d’agrément AMF GP 04000015 - 332.652.536 R.C.S. Paris
 
MANAGEMENT COMPANY
EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT
(LUXEMBOURG)
20, Boulevard Emmanuel Servais, L – 2535 Luxembourg
 
ASSET MANAGER BY DELEGATION
EDMOND DE ROTHSCHILD ASSET MANAGEMENT (FRANCE)
47, rue du Faubourg Saint-Honoré
75401 Paris Cedex 08
Limited company with capital of EUR 11.033.769
Numéro d’agrément AMF GP 04000015
332.652.536 R.C.S. Paris

Elément complémentaire